Algo de Anatomía Femenina (Diagramas y Fotos)

Antes de comenzar con la verdadera acción, es importante familiarizarse con la anatomía femenina para que puedas localizar fácilmente sus tesoros, tales como el clítoris, el punto G, y el cuello uterino. Es igualmente importante entender cómo crece su placer para llevarla al orgasmo... una y muchas veces seguidas.

Esta sección alternará teoría con consejos útiles. Mantén la mente abierta e intenta abordar este tema con la actitud de un niño que está descubriendo un maravilloso juguete nuevo. Aprenderás más de esta forma... ¡y será más divertido!

Excitación sexual femenina

El foco de la excitación en la mujer se desplaza generalmente desde el exterior del cuerpo hacia el interior. Como calentar agua, necesita tiempo para hervir, pero una vez que está caliente, puede permanecer así durante mucho tiempo.

Anatomía Femenina - Curso en Línea de Masajes Tantricos

Las excitaciones masculinas y femeninas son muy diferentes. Para las mujeres, la excitación toma más tiempo y puede ser puntuada por muchos orgasmos de diferentes intensidades. Para los hombres, el clímax por lo general ocurre más rápido y el tiempo de recuperación es más prolongado.

A diferencia de la progresión lineal de la excitación masculina, la respuesta de la excitación femenina es más compleja y no sigue un patrón definido. Cada mujer y cada experiencia sexual es única. Ella puede experimentar diferentes tipos de orgasmo con diferentes intensidades, y ella puede alcanzar el clímax varias veces seguidas. Por esta razón, es importante prestar mucha atención a las respuestas de tu pareja para aprender a leerla y modificar tus acciones acordemente.

El curso comienza ubicando y describiendo varias partes del yoni. Una comprensión más profunda de la anatomía femenina te ayudará a conectarte más profundamente con tu pareja. Cuanto más sepas acerca de anatomía, mejor podrás hacer sentir a tu mujer al jugar con y acariciar las diferentes áreas de diferentes maneras.

La Vulva

Comencemos nuestro recorrido fuera del cuerpo.

Seguramente ya estés familiarizado con esta zona, conocida como vulva, que es la parte externa, visible del yoni. Es el primer lugar que encontrarás al tocar íntimamente a una mujer.

La vulva suele ser confundida con la vagina, pero son dos partes corporales diferentes. La vagina es el canal, no es visible desde el exterior.

La vulva de cada mujer es tan única e individual como su cara. Intente olvidar cualquier imagen que recuerde de películas y revistas. Estas imágenes son a menudo alteradas digitalmente y las propias mujeres han tenido en ocasiones cirugías plásticas. Esto es una belleza "falsa".

Acércate al yoni de tu pareja con apertura y aceptación y aprecia su belleza única. Admira su forma, textura, cabello y fragancia. Alague a su pareja y la belleza de su yoni. Esto la ayudará a sentirse hermosa, receptiva y relajada.

Anatomía Femenina - Curso en Línea de Masajes Tantricos

La vulva comprende los órganos exteriores del yoni (aquellos que son visibles):

1 - Capuchón del clítoris (prepucio)

2 - Clítoris

3 - Uretra

4 - Vagina

5 - Labios externos

6 - Labios internos

7 - Ano

Monte de Venus

Anatomía Femenina - Curso en Línea de Masajes Tantricos

Pubis de una mujer joven

El monte de Venus es el tejido suave y graso que cubre el hueso púbico y que está naturalmente cubierto por cabello. No es muy sensible, pero contiene numerosas glándulas odoríferas. El aroma del monte de Venus de una mujer está diseñado para estimular el deseo sexual en su pareja.

A pesar de lo que la cultura popular insinúa, no se supone que el yoni de una mujer huela como frutas o flores. Sin embargo, el olor no debe ser desagradable tampoco. Un mal olor es un símbolo de desequilibrio o mala salud y debe ser tratado por un profesional de la salud.

Aprecia la fragancia única de tu pareja y las mágicas feromonas que desprende.

El monte de Venus tiene vello naturalmente. En la actualidad, la mayoría de la gente mantiene esa área ordenada y recortada.

Labios Externos

Los labios externos (5), también conocidos como labios mayores, se encuentra bajo el monte y pueden ser de varias formas, tamaños y colores. Están formados por un tejido graso y naturalmente cubierto por vello. Los labios externos protegen los labios internos, sin vello y sensibles. Contienen vasos sanguíneos que se hinchan durante la excitación, por lo que su forma y color puede cambiar cuando una mujer se excita.

Los labios externos no son considerados una zona especialmente placentera y son descuidados a menudo. Sin embargo, lo son y masajearlos puede dar una sensación de relajación profunda.

Labios Internos

Los labios internos (6), o labios menores, se encuentran justo dentro de los labios mayores. Están cubiertos por un tejido suave, resbaladizo y delicado: la mucosa.

Esta es una zona muy sensible que se irrita fácilmente con productos químicos, la estimulación mecánica o la higiene excesiva. Asegúrate de que tus manos estén limpias, bien aceitadas y suaves, con uñas bien recortadas, antes de tocar esta zona.

Los labios internos contienen vasos sanguíneos que se hinchan durante la excitación y tienen un color más oscuro cuando la mujer está excitada. ¡Lee sus labios!

Uretra

La uretra (3) se encuentra entre el clítoris y la apertura de la vagina. Está conectada a la vejiga y la punta de la apertura de la uretra, que es el pequeño orificio que permite que la orina salga del cuerpo.

La uretra es también el lugar por el que el fluido de la eyaculación femenina (también conocido como chorro) sale del cuerpo.

Clítoris

Anatomía Femenina - Curso en Línea de Masajes Tantricos

El clítoris es el "botón del placer" ubicado en la parte superior de la vulva y dentro de los labios internos. Mientras que el clítoris de cada mujer es único, y las variaciones son casi ilimitadas, el clítoris es por lo general del tamaño y la forma de un guisante.

Esta área extremadamente sensitiva contiene aproximadamente 8000 terminaciones nerviosas con una densidad mayor que en cualquier parte del cuerpo, y está formada por un tejido eréctil que se vuelve firme durante la excitación, de manera similar a un pene.

El clítoris tiene componentes distintivos: el glande, el eje, las dos piernas y los bulbos vestibulares.

El glande, o cabeza, del clítoris está cubierta por un capuchón y es la parte más sensible. Muchas mujeres sienten que ésta zona es demasiado sensible para recibir presión o roce directo. Este punto tiende a recibir la mayor atención, ¡pero hay mucho más por descubrir!

El eje del clítoris, también conocida como cuerpo o corpus, es de unos 3 a 4 cm de longitud y se extiende desde la cabeza del clítoris del clítoris hacia el hueso púbico. La mayor parte es interna. Puede sentirse ubicando un dedo a cada lado de la cabeza y apretando muy suavemente, jugando con la presión. ¿Siente la estructura tubular? Ese es el eje. El eje es menos sensible que la cabeza, por lo que el contacto y la presión más directas pueden ser muy placenteros en esta zona.

Las piernas del clítoris se extienden hacia afuera desde el eje en forma de horquilla y están ubicadas dentro del cuerpo. Mientras que puede ser difícil percibirlas, su tamaño aumenta y pueden ser más fáciles de sentir durante la excitación.

Los bulbos vestibulares se encuentran debajo de los labios mayores. Durante la excitación, los bulbos se llenas de sangre, causando una erección y la apertura vaginal.

El clítoris es la fuente primaria de orgasmos para la mayoría de las mujeres. Durante un yoni massage, nos enfocamos más en los orgasmos vaginales y utilizamos la estimulación del clítoris para desencadenarlos. La mayoría de las mujeres conocen su clítoris y cómo tocarlo para llegar al clímax. ¡Simplemente pregúntale qué funciona para ella!

La Vagina

Bien, ahora vamos a pasar a lo profundo, a lo que el ojo no puede ver...

La vagina es un tubo muscular que conduce desde el útero hasta la vulva. La mayoría de las terminaciones nerviosas están concentradas en las paredes del tercio inferior de la vagina, cerca de la entrada.

Durante la excitación, las paredes de la vagina se lubrican para reducir la fricción o las lesiones durante la penetración.

Las siguientes secciones presentan diferentes zonas de la vagina que otorgan sensaciones muy específicas y que son muy erógenas, tales como el punto G, el punto K, y el cuello uterino.

La vagina es un músculo y, cuanto más lo entrene tu pareja, más placer sentirá y será capaz de devolver durante el coito. Los huevos de jade (o las bolas Kegel) son una muy buena manera de entrenarla.

El Punto G

Anatomía Femenina - Curso en Línea de Masajes Tantricos

El punto G (también conocido como esponja uretral), que es en realidad una "zona" más que un "punto", está ubicado dentro de la vagina, un poco escondido bajo el hueso púbico. Con la palma de tu mano hacia arriba, si deslizas un dedo dentro de la vagina de tu pareja y flexionas tu dedo en un gesto similar a "ven aquí", sentirás un área de tejido ligeramente rugoso, muy similar a la textura del paladar justo detrás de tus dientes. A medida que la excitación aumenta, el tejido se llena de sangre y los cantos se vuelven más pronunciados.

La estimulación del mágico punto G puede resultar en una forma poderosa de orgasmo conocida como "chorros" o eyaculación femenina, en la que un líquido liviano, llamado kalas en el Tantra, es expulsado por el orificio de la uretra. Todas las mujeres tienen un punto G y todas las mujeres pueden experimentar este tipo de orgasmo.

El Punto K

Muchas personas desconocen esta zona preciosa (también conocida como esponja perineal o punto PS) que está ubicada en el suelo del tubo vaginal, entre 2 y 6 cm dentro de la entrada, básicamente opuesta al punto G entre los canales vaginales y anales.

Puedes encontrar este punto fácilmente si giras tu palma hacia arriba e ingresa a la vagina de tu compañera con tu pulgar. Si flexionas tu pulgar en la articulación superior, sentirás una zona más gruesa de la pared vaginal: esa es la esponja perineal.

Esta zona también está formada por tejido eréctil que se llena de sangre cuando es excitado, y su nivel de sensibilidad cambiará cuando aumente el deseo sexual. Este es, por lo general, un punto "seguro". No es demasiado delicado y puede ser estimulado con una presión bastante fuerte. Estimular esta área puede proporcionar una sensación de relajada excitación.

El Cuello Uterino

Anatomía Femenina - Curso en Línea de Masajes Tantricos

El cuello uterino, una estructura con forma de pera, se encuentra en la parte inferior del útero. La apertura del cuello uterino es llamada orificio externo. Dos tubos, conocidos como trompas de Falopio, se ramifican desde el útero, uno a cada lado, y contienen ovarios, órganos que contienen los huevos no fertilizados de la mujer. Los ovarios descansan sobre la superficie del útero. El tamaño de los ovarios varia de mujer a mujer y dependiendo de la edad, pero por lo general son del tamaño aproximado de fresas grandes.

Durante el curso del ciclo menstrual de una mujer, el cuello uterino cambia de textura, posición y sensibilidad. Durante e inmediatamente después del período de la mujer, el cuello uterino estará bajo y firme, con una textura similar a la de la punta de su nariz. A medida que se acerca a la ovulación, el cuello uterino se elevará más en el cuerpo y se volverá más suave, de una textura similar a la de sus labios, llegando a ser tan suave que se funde con las paredes vaginales y no se puede sentir.

Como hemos visto, el sistema reproductivo está profundamente conectado con el placer. El cuello uterino se mueve no sólo dependiendo del momento del mes, pero también de acuerdo al nivel de excitación sexual. El útero mismo se mueve también, subiendo y bajando, con el placer sexual durante el coito.

Existe una conexión entre el útero y los músculos ubicados en la entrada de la vagina (los llamados "ligamentos redondos"). Cuando una mujer se excita cada vez más, sus músculos vaginales se tensan y el útero se eleva. Adicionalmente, durante el orgasmo, el útero de una mujer late profundamente con un ritmo ligeramente más lento en comparación con los espasmos de los músculos pélvicos, lo que podría desencadenar emociones intensas y sensaciones profundas. El latido también actúa como una bomba, aspirando el esperma.

El cuello uterino es muy sensible. Esta es otra de las razones de su movimiento. Durante una excitación grande, el cuello uterino se eleva fuera de lugar para no ser golpeado. Esto permite una penetración más profunda y fuerte sin molestias. Si alguna vez notó que su pareja disfruta de diferentes posiciones y es más o menos sensible dependiendo del momento del mes, esto podría relacionarse con la posición del cuello uterino.

El Ano

La zona del ano pose abundantes vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas y, por lo tanto, es una zona muy sensible y erógena. Los tejidos son también bastante delicados y la estimulación puede rápidamente llegar a ser dolorosa si no se realiza con cuidado y paciencia.

El canal anal no posee una lubricación natural de la misma forma que la vagina. Utiliza mucha lubricación si deseas explorar esta zona.

No vuelvas a ingresar a la vagina sin antes limpiar tu dedo (o lo que hayas utilizado en la exploración) con agua y jabón. La zona anal contiene bacterias que no deberían mezclarse con las bacterias del yoni.

Su proximidad al canal vaginal permite muchas formas diferentes de estimulación indirecta de las zonas erógenas vaginales.